Home staging una técnica de Marketing que hará que vendas tu casa

El concepto de Home Staging es un conjunto de técnicas que permiten realzar una vivienda y darle un aspecto más atractivo para los posibles compradores. Home Staging significa literalmente puesta en escena de la casa.


Hoy queremos explicarte en este post, una de las técnicas de marketing inmobiliario, para ayudarte a que vendas tu casa, en el caso que decidas vender personalmente sin contar con ningún profesional.

En esta ocasión queremos explicarte qué unos arreglos sin grandes inversiones económicas, te serán de utilidad para que tu mismo puedas vender tu casa lo más rápido y al mejor precio posible.

¿Qué es home staging?


Estas técnicas fueron desarrolladas en los Estados Unidos hace unos treinta años y están siendo aplicadas ahora en Europa en países como Reino Unido, Suecia o Francia. El objetivo del Home Staging es acondicionar una vivienda para que se venda lo más rápido posible y al mejor precio.

Antes de empezar hay que tener claro que es un paso necesario para aumentar las posibilidades de venta. Los puntos son los siguientes: Ordenar, Despejar, Limpiar, Reparar, Organizar el espacio y Armonizar


El trabajo del Home Staging consiste en utilizar estas técnicas para resaltar los puntos fuertes y minimizar los puntos débiles de un inmueble.


Por lo tanto, no se trata de esconder los defectos, sino de arreglarlos.

Tampoco se trata de decorar la casa, ya que la decoración es algo muy personal y en el caso del Home Staging el objetivo es convertir la vivienda en un sitio neutro y acogedor en el que la mayoría de los visitantes se sientan cómodos.


Primer punto ordenar


Es muy importante el aspecto de tu casa y como la presentes, tanto para hacer unas buenas fotos como para dar una buena impresión a los visitantes

Piensa que los compradores están viendo muchas ofertas y que tu casa tiene que diferenciarse, parecer mejor y destacar sobre la multitud de las ofertas.

Segundo punto reparar algunos desperfectos



Aunque pienses que la persona que venga tendrá que hacer obras, la casa tiene que parecer atractiva, tiene que imaginarse que haciendo una obra, es la casa de sus sueños.


Si la casa está vacía, es triste encontrar enchufes caídos, cables sueltos, manchas de humedad, marcas de cuadros en la pared...


Arregla los desperfectos más visibles, hay que dar una mano de pintura, hacer pequeñas transformaciones que oculten los defectos y realcen las virtudes, coloca los muebles de forma correcta para que su casa parezca más grande, más cómoda, más luminosa, mejor.

Tercer punto, despersonalizar, limpiar ordenar

Antes de entrar en una casa, tienes que pensar en que será lo primero que va a ver el comprador. Exacto, la entrada de la vivienda tiene que estar perfecta, la puerta limpia, que funcione el timbre, el felpudo nuevo...


Se pueden hacer pequeños cambios o reparaciones que pueden suponer una mejora muy importante en tu casa

Las paredes recién pintadas e impecables, mejoran muchísimo el aspecto. El comprador percibe amplitud si no hay muebles innecesarios, armarios ordenados, la casa está recogida, todas las bombillas puestas, para conseguir que la casa brille, tenemos una segunda oportunidad de causar una primera buena impresión.


Muchas casas fantásticas se quedan sin vender porque no conservan su mejor aspecto.

Cuartos de baño y cocina (ojo debajo del fregadero, hay compradores muy curiosos), cristales de las ventanas (que brillen), persianas, suelos, olores, (esto es especialmente importante, lo primero que se percibe al entrar en una casa es su olor, recomendamos, que esté bien ventilada y alguna fragancia muy suave a café recién hecho o canela).


En cuanto al mantenimiento hay que revisar cisternas y grifos, encender todas las bombillas de las lámparas, si alguna puerta rechina engrasarla, revisar mecanismos eléctricos, persianas...


En definitiva, ofrecer sensación de hogar.

Cuarto punto, organizar el espacio y armonizar

Cuando tengas que recibir a las visitas, debes hacer este pequeño ritual:

Música suave, ambiente acogedor, subir las persianas para ver la claridad, temperatura agradable, la mesa puesta hará más atractivo el comedor, guarde las fotos personales, el comprador ha de sentir que estará viviendo allí sin ser un intruso.


Pensamos  a menudo que las casas se venden solas, es decir, o le gusta al comprador o no le gusta.

En esto hay algo de verdad, pero lo cierto es que se pueden hacer muchas cosas para conseguir que la casa le guste al posible comprador.


Antes hemos visto una serie de consejos que tienen su eficacia.

Muchos propietarios no invierten nada en vender su casa, se limitan a poner un cartel de SE VENDE y a anunciarlo en portales inmobiliarios gratuitos.

Si quieres competir con el resto de viviendas que están a la venta, más vale que te destaques, puedes empezar aplicando todo lo que te hemos explicado. Si necesitas asesoramiento de cómo hacerlo, nosotros te asesoraremos gratis sin compromiso.

Un saludo y esperamos que vendas tu inmueble al mejor precio posible, en el menor tiempo, y sin dolores de cabeza.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo